Una DISFONÍA es una alteración de la voz producida por enfermedades, alteraciones orgánicas o por el mal uso que se hace de ella.
Es común quedarse "sin voz" o con ronquera con los cambios de temperatura,cuando estamos resfriados o después de un abuso intenso de la voz (salidas nocturnas, largas conferencias...).
Los profesionales de la voz (docentes, locutores, comerciales...), que tienen que usar su voz durante todo el día, y, en ocasiones, con malas condiciones ambientales (ambientes cargados de humo y/o polvo, mala acústica del lugar de trabajo, ruido ambiental, exposición a cambios bruscos de temperatura...)son los más afectados por esta afección.
Si la disfonía o ronquera dura mas de 15 días es conveniente consultar al especialista (otorrinolaringólogo) para que lleve a cabo una exploración de las cuerdas vocales y pueda detectar un problema de voz.
Para mejorar la voz y para prevenir su alteración es aconsejable recibir tratamiento logopédico. En ocasiones, se pueden evitar alteraciones orgánicas e incluso la necesidad de intervenciones de microcirugia laríngea recibiendo tratamiento para mejorar la voz.

Las siguientes líneas son CONSEJOS PARA MEJORAR LA VOZ Y EVITAR SU ALTERACIÓN, espero que sean de vuestro interés.

 No forzar la voz compitiendo con el ruido ambiental. No gritar.
 No usar emisiones de voz forzadas. Evitar hablar cuando se levanten o empujen objetos pesados o cuando se haga algún deporte.
 Reducir el tiempo de habla y moderar la intensidad de la voz.
 Evitar hablar a alguien que esté lejos, pues esto favorece que se aumente la intensidad de la voz y se fuercen los músculos de la fonación.
 Evitar los agentes irritantes laríngeos: tabaco, alcohol, ambientes cargados de humo, olores fuertes procedentes de productos de limpieza, pinturas....
 Evitar bebidas excesivamente frías o calientes, así como comidas picantes.
 Evitar cambios bruscos de temperatura. Proteger la garganta del frío.
 Durante los resfriados o periodos de alergia extremar las precauciones, hablar lo menos posible y, por supuesto, no gritar ni cantar forzando la voz.
 Beber mucha agua, ya que así se hidrata la musculatura laríngea, contribuyendo a la mejora de la voz.
 Humidifique su casa. Ponga humidificadores en los radiadores, así evitará que su laringe se reseque.

Para cualquier duda o consulta no duden en ponerse en contacto con el Centro de Logopedia.
Saludos.
Mª Teresa